alpine-842056_640

Las vacaciones en septiembre

Las vacaciones en septiembre tienen muchas ventajas. Sobre todo el precio bajo, puede hacer reserva de un hotel dos veces más económico que durante la temporada alta. Además, puedes optar el mejor alojamiento, ya no hay tanta gente entonces puedes elegir precisamente lo que quieras. Esto fue la idea para las vacaciones hace un año. Mi amiga y yo extrañamos el Mar Báltico y llevamos mucho tiempo sin ir allí. Entonces en la mitad de septiembre de 2015, decidimos irnos a Miedzyzdroje.

Pedí 2 días libres y así de fácil realizamos esta escapada. Llegamos en el coche de mi amiga y nos alojamos en un hotel que ella había conocía antes. Los pronósticos del tiempo no eran optimistas, o sea predecían la lluvia y mucho viento. Resultó que teníamos un buen tiempo para ponerse la manga corta con la temperatura de 24 grados sobre cero. Hay que decir, que llovía un poco, pero esto no influyó en pasar un buen tiempo.

beach-966994_640¿ Y por qué optamos por ir de vacaciones en septiembre? Ya  he dicho sobre el aspecto del precio, pero obviamente tengo que mencionar sobre evitar mucha gente. En esta temporada ya no hace tanto calor, ya terminaron las vacaciones, entonces al Mar Báltico van los jubilados y los estudiantes que empiezan si año escolar en octubre. Durante nuestra escapada había muchos ancianos alemanes y matrimonios jóvenes con sus pequeños bebés. Claro ya no podía tropezar a muchas discotecas o otros diversiones, pero todo depende de lo que buscabas. Nosotros queríamos descansar un poco, por eso pasamos de pasatiempos locos. Mi amiga insistió en correr por la orilla del mar. La principio me gustaba mucho la idea, pero no sospechaba que correr por la arena iba a ser tan dificil. Antes que habíamos corrido, dije a mi amiga, que íbamos a correr 20 minutos seguidos. Nunca he corrido mucho, entonces suponía que no eso no iba a costarme mucha energía. Me equivoqué mucho. Corría 2 minutos seguidos y ya no pude resistir más. Mi amiga hazo más entretenimiento y to contaba solamente el tiempo.

Por otro lado, recuerdo esta escapada por otro lado. En este tiempo empezamos escribir con mi futuro novio de compromiso entonces me quedé enamorada. Estaba tan tímida, que al principio mi amiga escribía con él mediante una de las redes sociales. En serio, estaba muy emocionada por haber conocido a este chico y enganchaba al ver que me estaba contestado, sentía que me estaba coqueteando un poco. Asimismo, me apoyaba y me decía que no se puede correr 20 minutos por la arena que es muy esforzado para hacerlo y esto requiere más preparación. Claro que tenía la razón.