besalu-570773_640

Trabajar por las vacaciones

El sol, la playa y muchos viajes, eso es un plan típico para veranear. ¿Pero todos tienen que pasar las vacaciones descansando? Claro, que no. La mayoría de los estudiantes o los jóvenes trata las vacaciones como tiempo para ganarse la vida. De hecho, existe un término ´´trabajo para las vacaciones´´ o ¨trabajo temporal¨. Puede ser ser una recogida de fresas o otras frutas de temporada. Y de todas formas, las estadísticas dicen que se observa la bajada de desempleo durante las vacaciones. De esta manera, muchos jóvenes quieren ahorrar dinero para sus sueños o simplemente para pagar la mensualidad en la Universidad.

De mi experiencia, yo siempre iba al trabajo durante las vacaciones. Un mes trabajaba como una dependiente o en un centro de atención al cliente, donde vendía unas ofertas por télefono. No me quejaba para nada, ya que luego tenía un mes o mes y medio libre para descansar o ir de viaje. Mir padres siempre repetían ¨hija, toma su tiempo, no tengas prisa con empezar el trabajo´´. Sin embargo, me sentía incomoda que mis padres me mantuvieran durante las vacaciones. ¿Y yo qué? En este caso, estaba rebelde y ganaba poco dinero, para mis necesidades o cosméticos. No sé si es el mejor remedio, pero vale la pena tener esta satisfacción que estás todo el tiempo en casa y te rascas la barriga sin vacation-1180842_640mover un dedo. Se necesita la gente para el trabajo en área gastronómica especialmente como camareros. Es un trabajo muy duro, pero se puede ganar más gracias a las propinas de los extranjeros. Últimamente de moda está ir en extranjero por dos meses para ganar más dinero, lo que muchas veces equivale 4 sueldos polacos. En fin, esos dos meses no nos alejan de la familia y por otro lado ayudan a recuperar el presupuesto familiar. Yo nunca he viajado al extranjero para tomar un trabajo de verano por unos meses, pero conozco la gente que lo había hecho y me presentaban muchos ventajas de este empleo. Asimismo, puedes ir de prácticas al extranjero, donde por un lado prácticas un idioma extranjero, y por otro, te socializa trabajando y ganando tu propio dinero.

En fin, son mis ideas sueltas, como yo ganaba mi propio dinero durante las vacaciones. Haz como quieras y piensa en todas ventajas que puede proporcionarte trabajo de verano. La moraleja más básica, es que aprendes respetar el dinero, empiezas a contarlo y aprecias cuánto lo que cuesta. Cuando recibes tu primer sueldo, comprate algo lo que siempre querrías tener. Yo compré el reloj que lo uso hasta hoy en día y de ninguna manera no me arrepiento de este.